Las palabras curan

Sororidad

No comments

El otro día, en el noticiario nocturno de la televisión autonómica catalana TV3 se comentó que sororitat (sororidad, en castellano) ha sido elegida entre varias palabras para ser candidata a incorporarse, como nuevo término, en el Diccionari de la Llengua Catalana. Yo ya la conocía en castellano, sororidad, por lo que no me resultó rara ni incomprensible. Lo que sí me sorprendió y gratamente, es que ha ganado una votación popular organizada por el Observatorio de Neología de la Universitat Pompeu Fabra y el Institut d’Estudis Catalans en la que han participado más de 5500 personas. Los votantes han elegido entre una selección de nuevas palabras que han ido apareciendo este año, como seriofilo, piso colmena, etc. La palabra, ya suena, ya se conoce y, lo que es más importante, ya se está usando en el vocabulario cotidiano. ¡Bien!

El significado de la palabra “sororidad” es solidaridad entre mujeres basada en motivos sociales, éticos y emocionales, y se la considera el femenino de la palabra fraternidad. Me pregunto y me respondo a mí misma ¿Por qué ha sido necesario traducir este término y buscarle un equivalente en femenino? Quizás porque la solidaridad entre nosotras, es diferente de la solidaridad entre hombres o entre hombres y mujeres y también porque nosotras sabemos que hay que darle importancia y darle un nombre propio a lo que conocemos y vivimos a diario y es que, es en la solidaridad entre nosotras donde vamos a encontrar la fuerza, el apoyo, la comprensión y el acompañamiento para seguir avanzando y luchando por ser tratadas con respeto, tener lo mismos derechos y ser libres de entrar y salir, de día o de noche, a hacer running o a la disco o a lo que nos dé la gana.

Las últimas noticias en España con respecto a la libertad de las mujeres y nuestra seguridad han sido nefastas. Mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas, mujeres asesinadas por desconocidos, mujeres violadas, mujeres drogadas y violadas…

Y aunque las noticias sobre estos sucesos son muy tristes, quiero terminar el año agarrándome a una pequeña esperanza que últimamente me ha hecho pensar en que podemos tener solución si nos unimos todos, nosotros y nosotras. Mi esperanza son las nuevas generaciones. Los jóvenes que ya empiezan a utilizar términos genéricos y plurales en femenino aunque ellos sean hombres, esto es lo que hace Miki, uno de los concursantes más queridos del programa Operación Triunfo 2018. Este sencillo gesto puede parecer inútil pero yo creo que es toda una declaración de intenciones de muchos chicos jóvenes que nos están diciendo: somos iguales, es indistinto el “-os” y el “-as”, contad con nosotros.

El vocabulario de una lengua, dice mucho del pueblo que la usa. Así que yo soy optimista y sigo en la lucha. Deseo para el nuevo año que comienza palabras bonitas que alegren vuestro corazón y que sintáis el calor de la sororidad de todas las mujeres.

¡Feliz 2019!

admin_salomeSororidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *